Radiología Oral y Maxilofacial

    Siempre escuchamos hablar de las distintas especialidades odontológicas, de sus funciones y objetivos en la salud bucal del paciente. La Radiología Oral y Maxilofacial, es esencial en el desarrollo de la odontología y en la obtención de diagnósticos más certeros que finalmente generan una atención de alta calidad.

    La radiología es una especialidad médica y odontológica, que utiliza diversos equipos, los que basan su funcionamiento en diferentes agentes físicos (los rayos X, el ultrasonido y campos magnéticos), con los cuales se puede obtener una amplia variedad de imágenes de las distintas estructuras del interior del cuerpo.

    Estas imágenes son una herramienta de gran ayuda para el profesional, pues constituyen un examen complementario. Su empleo permite lograr un correcto diagnóstico o corroborar una hipótesis diagnóstica, hacer un pronóstico del caso, e ir controlando las diferentes etapas del tratamiento hasta su término.





Preguntas Frecuentes


El radiólogo Oral y Máxilo Facial de Clínica Playa Brava, Pablo Borie, nos explica que en el ámbito odontológico, lo más utilizado son los rayos X, estas son ondas (como las de radio, del microondas, UV, etc) que por a sus características, son capaces de atravesar estructuras duras como los huesos y dientes. Estos rayos después de traspasar el objeto, llegan a un elemento receptor el que puede ser una película radiográfica o un sensor digital, del cual se obtiene la imagen.




La Radiología Oral y Maxilofacial como disciplina tiene un papel fundamental para el resto de las especialidades odontológicas, esto se debe, a que la gran mayoría de los procedimientos que se realizan, requieren de al menos una radiografía. Estas radiografías se obtienen a partir de diferentes técnicas y que están directamente relacionadas con el tamaño de la zona de interés.

Cuando el área es pequeña (algunos dientes) se usan técnicas intraorales, pero cuando queremos ampliar la zona de estudio y ver todos los dientes, junto a los huesos maxilares y estructuras adyacentes en una sola imagen, las técnicas extraorales son las indicadas.




El radiólogo oral y máxilo facial debe ser capaz de conocer las diferentes técnicas radiográficas con sus indicaciones y limitaciones para su correcta aplicación, también es el encargado de interpretar las imágenes obtenidas y hacer un informe para el odontólogo que solicitó este examen.




Las radiografías son un instrumento que mejora la comunicación entre odontólogo y paciente, ya que a través de una imagen se le puede explicar con mayor facilidad, que es lo que el paciente tiene y lo que debe hacerse.




•Determinar la presencia y tamaño de las caries.
•Evaluar nivel y estado del hueso que soporta al diente.
•Determinar si el número de dientes presentes es normal, reducido o aumentado.
•Evaluar la erupción dentaria.
•Identificar quistes o tumores en los tejidos duros.
•Planificar procedimientos quirúrgicos desde extracciones simples, a cirugías de mayor complejidad.
•Determinar la presencia de fracturas dentarias y/o óseas, posterior a un golpe o caída.
•Localizar dientes retenidos o cuerpos extraños.
•Controlar las diferentes etapas en una endodoncia (tratamiento de conducto).
•Monitorear los resultados de los tratamientos.
•Como instrumento para mejorar la comunicación entre odontólogo y paciente.

Volver Atrás